Posmarxismo y ¿después? Subjetivación y poder en las relecturas recientes del pensamiento de Karl Marx

Luis Cuello

Resumen


¿Se pueden rastrear indicios de una teoría de la dominación social y la subjetivación en la obra de Marx que den cuenta de las modificaciones del capitalismo contemporáneo? Toda tradición de pensamiento se moldea en torno tanto a críticas externas como a consecuentes relecturas y recomposiciones de su corpus teórico. La situación del marxismo durante el siglo XX no estuvo exenta de ello. El objetivo de la presente ponencia es hacer una revisión de estas críticas y proponer una reinterpretación del pensamiento maduro de Marx, a la luz de nuevas lecturas, para dar cuenta de la existencia de una teoría
del poder y la subjetivación. En primer lugar, se presentarán las críticas formuladas por Habermas, en las cuales considera que el lugar central otorgado al trabajo en el pensamiento de Marx deriva en una ontologización y un reduccionismo que niega otros aspectos fundamentales de la vida humana como la ¨acción comunicativa”. Por otro lado, tenemos la crítica a la concepción
esencialista de los sujetos sociales presente en las obras de Laclau Y Mouffe que
se complementa con la crítica foucaultiana que encuentra una visión economicista del poder y las relaciones sociales. El marxismo, entendido como una tradición teórica amplia, se encontraría entonces frente una aporía: no puede dar cuenta de los modos de subjetivación del capitalismo tardío. El aparato categorial marxiano no cuenta con una teoría del poder propiamente
dicha, en el mejor de los casos hay una teoría de la explotación económica, es decir, una teoría represiva del poder. En primer lugar, discutiremos la interpretación propuesta por Habermas a partir de los aportes de Moishe Postone. El autor propone que Marx no parte del trabajo entendido
como actividad transhistórica y fundante de la praxis humana, sino que critica la
forma que ha tomado el trabajo humano en el capitalismo y que lo lleva a ser fuente de sociabilidad en la sociedad moderna. En segundo lugar, para responder las críticas de Laclau, Mouffe y Foucault, sumando los aportes de Néstor Kohan y Enrique Dussel a la lectura de Postone, sostendremos que para Marx en la modernidad capitalista tiene lugar una forma específica de dominación
social. Se trata de una sujeción tramada por el mismo trabajo. Al ser el trabajo
una mediación social que genera una forma de dominación abstracta e impersonal esto da lugar a formas de subjetivación específicas que Marx ha trabajado en relación con la categoría de fetichismo.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.



Estadísticas
Visitas al Resumen:76
PDF:71