Pablo Rieznik (1949-2015). Un hombre, un partido, una generación

Osvaldo Coggiola

Resumen


La muerte de Pablo Rieznik nos priva de mucho más de lo que se imagina, de más de lo que ha sido dicho hasta el momento, sin restar ningún mérito a lo que se dijo. Lo conocí como “Aníbal”, en 1971, en Córdoba sin duda, donde yo vivía y militaba, aunque no recuerde en qué exacta circunstancia. Charlamos por última vez hace poco tiempo. En el medio, 45 años de relación política y personal, feliz o borrascosa, apuntando hacia un objetivo político e histórico común. Una infinidad de anécdotas. La certeza de haber conocido y querido a un ser humano singular, irrepetible e insubstituible. Quiero apuntar aquí algunas cosas básicas, a partir de mis recuerdos y experiencia.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.